Costa Brava

Conoce los mejores Campings en Palamós

Descubre con nuestro buscador Sènia los mejores campings en Palamós. Un pueblo de tradición marítima, por su situación geográfica, su historia, y sus vecinos. Su origen remonta al siglo XII, y encontraréis allí vestigios de diferentes épocas.

Antes de todo, Palamós es un pueblo costero animado donde es agradable vivir: ven a respirar la brisa Mediterránea, contemplar nuestras puestas de sol, saborear platos Mediterráneos en una terraza, caminar en familia por la playa, tomar una copa después de la cena para aprovechar las dulces temperaturas de las noches de verano…

¿Ya te lo estás imaginando? Pues sigue la guía: ¡te hemos recopilado lo que necesitas saber para pasar unas maravillosas vacaciones en Palamós!

¿Existe alguna mejor forma de disfrutar de la naturaleza que en un camping en Palamós?

Tus vacaciones en Palamós

Para unas vacaciones exitosas en Palamós, que vengas en familia, en pareja o con amigos, no tienes por qué gastar mucho dinero. De hecho, puedes apreciar muchos sitios de interés turístico o cultural gratis, además de las playas, obviamente. En cualquier camping de Palamós podrás consultar información sobre los principales puntos de interés del pueblo.

¿Qué ver en Palamós?

Para hacértelo más fácil aquí tienes algunos lugares de interés turístico. Por si finalmente te decides por reservar un camping en Palamós, los podrás ir descubriendo dando un paseo, o los puedes añadir a tu lista de cosas que ver en Palamós.

  • Casco antiguo y Calle Mayor: el centro histórico del pueblo, en gran parte peatonal, es ideal para pasear, sentirse de vacaciones, entrar a sus pequeñas tiendas en busca de un suvenir o unos artículos de playa…
  • Batería de costa del Molí del Vent: Esta batería artillera con su refugio antiaéreo datan de la guerra civil española. Servían para defender la costa, gracias a su ubicación en el punto más alto de la ciudad. Allí tendrás vistas increíbles sobre la bahía, los macizos alrededor y las puestas de sol de la Costa Brava.
  • Cañón de Palamós: Este cañón del siglo 18 fue extraído del mar en 1957 y está en la calle Canó desde 1963. No sabemos si perteneció a un barco o a la defensa de la costa.
  • Calas de pescadores: Cala S’Alguer, Bien Cultural de Interés Nacional, con sus casitas de pescadores del siglo XV; y Cala Estreta con su antigua cabaña de piedra, son auténticos paisajes de postal.
  • Plaza del Convento de los Agustinos: en el barrio del Pedró, encontraréis esta plaza donde están ubicados los vestigios arquitecturales del antiguo Monasterio de los Agustinos: la puerta, las columnas del claustro, y el rosetón y el óculo de la iglesia.
  • Castillo de Sant Esteve del Mar: Si camináis en dirección de la Cala S’Alguer, siguiendo el litoral, podréis ver las ruinas de este castillo de los siglos XII y XIII que forman parte de las orígenes de Palamós.
  • El puerto: es un lugar por el que tenéis que pasear. Pesca, ocio y comercio, este puerto es internacional y un punto clave de la Costa Brava. Puedes dar un paseo por el muelle y así respirar el aire del mar. ¡No te lo puedes perder si vienes a un camping en Palamós!
  • Iglesia Santa María del Mar: Una iglesia construida en 1417 en una capilla del 1349. En su interior puedes contemplar una colección de arte sacro, con una obra de Isaac Hermes Vermey (Países Bajs, siglo XVI)
  • Poblado íbero de Castell: Este yacimiento arqueológico está registrado al Patrimonio Histórico Español. Son de un poblado íbero del siglo VI aC. al siglo I dC. Descubierto en 1935, se encuentra en la punta Este de la playa de Castell.

Planifica tus vacaciones en Palamós

Cuando hayas hecho un pequeño tour del pueblo y sus alrededores, pensarás qué hacer en Palamós. Aquí te proponemos actividades que puedes añadir a tu planning: verás que todas tienen algo que ver con el encantador entorno natural que nos rodea.

  • Turismo gastronómico

Además de en los restaurantes de los camping de Palamós, en el pueblo encontraréis lo mejor de la gastronomía local, mediterránea, y también de fuera. Desde el extremo del Barrio Antiguo, la zona del muro como la llaman los habitantes, hasta el otro lado del paseo marítimo, pasaréis por una gran variedad de restaurantes que proponen pescado y marisco fresco. Al encontrarse al lado del puerto y su subasta, solo pueden tener productos buenos. De hecho, la llotja está abierta para visitas de lunes a viernes por la tarde: podrás asistir a la subasta y ver cómo se vende el pescado a su vuelta de la pesca. Algunos camping de Palamós tienen acceso directo a la playa, por lo que podréis pescar.

Hablando de marisco fresco, seguramente habrás oído hablar de la gamba de Palamós. Es una delicia famosa más allá de nuestras fronteras, por su sabor incomparable. Y es que cuando te comas la primera, la intentarás comparar con las otras gambas que pasaron por tu vida, pero sin éxito… La mayoría de los restaurantes que la tienen en su carta te dejan elegir el tamaño: pequeña, mediana, o grande, cada Palamosí y Palamosina tiene su favorita. No esperes más para reservar tu camping cerca de Palamós: puedes aprovechar la fiesta de la gamba en junio, y la campaña gastronómica de mayo a junio organizada por varios restaurantes del área que te proponen su Menú de la Gamba.

Por otro lado, también pensamos en los que no están locos por el “mar” de “mar y montaña”. Para comer carne de calidad, platos vegetarianos, tacos… es decir, otros sabores, tendréis más suerte por el núcleo antiguo. Allí podréis elegir entre pinchos galleos o vascos, restaurantes gastronómicos, cocina argentina o mexicana, pizzas y hamburguesas caseros… ¡Hay para todos los gustos!

  • Turismo deportivo

La ventaja de Palamós para las familias deportivas, es la diversidad de su entorno natural: deportes acuáticos, senderismo, ciclismo… El mar, los macizos y la vegetación te regalan oportunidades únicas para hacer deporte en plena naturaleza.

¿Eres más de mar y playa?

Alquila un kayak o un paddle surf para navegar sobre las aguas cristalinas del Mediterráneo, y acceder a rincones de la costa inaccesibles a pie. Por otro lado, si prefieres ir por debajo de la superficie, encontrarás escuelas de buceo como la de Diversub, en la playa del Camping Cala Gogo cerca de Palamós, que propone bautizos, clases de iniciación o perfeccionamiento y alquiler de equipamiento.

Si sabéis apreciar los paisajes de la costa pero no os gusta tanto estar dentro del agua, caminar es una opción ideal. El Camino de Ronda es perfecto para los amantes del senderismo, y también para los no tan amantes. Son caminos a lo largo de la costa, antiguamente usados por la Guardia Civil para controlar el comercio y las mercancías ilegales que llegaban por el mar. Hoy se han convertido en itinerarios de senderismo conocidos, con dificultad variada. No dudéis en equiparos con el bañador, ya que pasaréis por varias playas y preciosas calas cerca de Palamós por el camino en dirección de Playa de Aro. Es lo mejor para hacer una pausa y dar un bañito antes de seguir.

¿Prefieres el bosque y la montaña?

El macizo de las Gavarres te está esperando. Puedes caminar en medio del bosque, observar la flora que nos rodea, algunos arroyos si el clima no es muy seco… Y sobre todo, tendrás unas vistas increíbles de toda la región, como recompensa de tu subida.

¿Entre mar y montaña, no puedes elegir?

Siguiendo el Camino de Ronda, esta vez en dirección de Cap Roig, encontraréis más vegetación y bosques, siempre a lo largo del mar y pasando por algunas playas.

Si sois más de bici, la Ruta del Tren Petit os espera. Es una ruta de 6 km entre Palamós en Palafrugell, que sigue la antigua vía del tren Carrilet. Este trozo es de dificultad baja, y no encontraréis coches, por lo que es ideal en familia con niños.

  • Turismo marítimo

Finalmente, no podríamos hablar de Palamós sin hablar de sus playas y del mar.

Sabemos muy bien que vais a querer disfrutar del sol de la Costa Brava, y lo podréis hacer a vuestra manera. Tumbados en la arena de la Platja Gran de Palamós, una playa de más de 500 metros que llega hasta la playa de Sant Antoni de Calonge, y relajados. Si sois más de playas más pequeñas, podéis ir a la Castell, más natural y salvaje, o la de La Fosca y de San Esteban con sus chiringuitos. En cuanto a calas, ¡solo tenéis que seguir el Camino de Ronda y parar en la que más os guste!

A parte, para los entusiastas de los barcos, Palamós y su puerto deportivo están llenos de actividades náuticas. Cada año tiene lugar la Christmas Race y cada dos, se organiza un festival de navegación tradicional, una oportunidad de descubrir barcos de otra época mientras navegan nuestras aguas. Con las empresas de la zona, podréis alquilar un barco, hacer una excursión con un capitán, y hasta tomar clases de vela.

Por último, no os podemos ayudar a organizar vuestras vacaciones en Palamós sin aconsejaros una visita al Museo de la Pesca: es un museo único en todo el Mediterráneo. Está ubicado en un antiguo cobertizo portuario, y le completa un museo “flotante”: unos barcos de pesca que podéis visitar. Una parte también se dedica a la gastronomía. Allí podréis aprender a identificar y cocinar diferentes pescados, con cursos y talleres, y degustaciones.

Alojarse en Palamós

Para pasar unas buenas vacaciones en Palamós, tenéis que encontrar un sitio donde dormir. Alojamientos, campings, hoteles en Palamós… ¡Cuánta elección! Sin embargo, para que toda la familia esté contenta, ¿qué mejor opción que un camping en la playa en Palamós? Piscinas, toboganes, club para niños, restaurantes, animaciones, pistas de deporte, acceso directo a la playa, espectáculos…  Padres e hijos encuentran todo lo que necesitan y más, para divertirse y/o relajarse durante sus días de vacaciones en Palamós.

Alojamientos en Palamós

No busques más tu alojamiento en Palamós: puedes encontrar alojamientos de gamas diferentes a menos de 5 km de Palamós, en el Camping Sènia Cala Gogo.

En este camping cerca de Palamós tienen una selección de mobil homes y bungalows lujosos, que nada tienen que envidiar a las habitaciones de hoteles de Palamós. De hecho, puedes reservar bungalows en primera línea de mar a escasos metros de la arena, u otros en las alturas para tener unas vistas increíbles mientras desayunas. También tienen alojamientos compuestos de dos suites para las parejas de amigos que quieren saborear el lujo sin pasarse de presupuesto.  Y algunos mobil homes modernos hasta tienen Smart TV, y eso a medio camino entre piscinas y playa, lo cual es ideal si vienes con niños.

De la misma manera, los más tradicionales del camping encontrarán su alojamiento ideal: la gama 4 SENIS del camping Cala Gogo ofrece una relación calidad precio imbatible. Si preferís estar muy cerca de la playa, tienen cómodos mobil homes de 2 habitaciones o 3 habitaciones equipados con todo lo necesario para las vacaciones. Al contrario, si os gusta más el azul de las piscinas et de los juegos acuáticos, a 5 minutos se encuentran otros mobil homes de 2 habitaciones o 3 habitaciones.

Por fin, si lo que buscáis es algo económico en un camping cerca de Palamós,  también encontraréis alojamientos sin aire acondicionado, pero con todo lo necesario para vuestro día a día: un bungalow para 4 personas o 6 personas, o bien una tienda equipada para 4 en la playa.

Parcelas de camping cerca de Palamós

Que estéis acostumbrados a acampar o a viajar en caravana, o bien novatos, el Camping Cala Gogo os lo hace todo fácil. Tienen parcelas de camping pensadas para varios tamaños de tiendas y vehículos.

Porque dormir al aire libre o con su propia casita está bien, pero con electricidad, agua, sanitarios limpios, comida para llevar… ¡nos lo pasamos mejor!

Entonces, que busques una parcela con sombra para tu tienda y tu perro, o un área para autocaravanas en Palamós, lo más importante es que mires cuánta superficie necesitas, y cómo vas a ocupar tus días una vez en el camping.

Así puedes elegir una parcela para una pequeña tienda de 2 personas, o al contrario para tu autocaravana de más de 7 metros. A parte, si prefieres aparcar tu caravana lo más cerca posible del mar, también tienes a disposición parcelas en la zona de la playa; y si sois más de piscinas, muchas parcelas se encuentran alrededor de ellas.

Así se viven mejor las vacaciones: a escasos metros de tu actividad favorita.